Qué ver

El principal atractivo de éste amplio concejo -el mayor de Asturias- es la naturaleza. Destaca principalmente la Reserva Integral de Muniellos (Declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO). Mediante visitas restringidas, para las que hay que obtener un permiso con antelación, se puede apreciar en este espacio protegido el mayor bosque de robles de Europa, en el que habitan especies protegidas como urogallos y osos.

Sobresale también el Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias (reconocida por la UNESCO como Reserva de la Biosfera), donde en más de 567 km2 te espera una riqueza de bosques sorprendentes y paisajes rurales que se muestran de manera diferente en cada estación del año.

En la villa, Cangas del Narcea, se puede disfrutar del espectacular paisaje, así como de gran cantidad de palacios, iglesias y monumentos, reliquias de siglos pasados.

— PALACIO DE LOS OMAÑA: Actual casa de cultura.

— BASILICA STA Mª MAGDALENA: Monumento Histórico Artístico Nacional.

— PUENTE COLGANTE: Construido por el arquitecto José Gómez del Collado.

— PALACIO DE LOS LLANO: Construcción barroca de finales del siglo XVII.

— LA FUENTE: Construcción popular del siglo XVII.

— PUENTE MEDIEVAL: Popularmente conocido como “Puente Romano".

— CAPILLA DEL CARMEN: Se construyó gracias a los devotos de la Virgen.

— ESTATUA DEL TIRADOR: Sociedad de Artesanos de Nuestra Sra. del Carmen.

— PALACIO CONDES TORENO: Monumento Histórico Artístico, sede del Ayuntamiento.

— MONUMENTO AL MINERO: Homenaje al mundo de la minería.

En los alrededores de la comarca también se pueden disfrutar gran cantidad de lugares, tanto palacios en pequeños pueblos rurales, como iglesias en las montañas, como pequeños talleres de artesanía local.

— Gran número de palacios repartidos por todo el concejo (Omaña, Conde Toreno, Peñalba, Pambley, Llamas del Mouro…).

— Santuario del Acebo (Final de etapa reina de la Vuelta Ciclista a Asturias).

— Monasterio de Corias.

— El Mazo de Besullo.

— La cerámica negra de Llamas del Mouro, la cestería de la zona de Besullo, así como las madreñas, castañuelas y “cachos” de la fábrica de Pambley son una muestra de la artesanía que aún se conserva en los pueblos de Cangas del Narcea.